EL COMERCIO - El Hípico coge color

El Hípico coge color

El recinto gijonés cobra vida con las primeras pruebas del CSIO, imprescindible cita social y deportiva, y el inicio de las apuestas

CARMEN DEL SOTO GIJÓN.

Con el hipódromo de Las Mestas en perfecto estado de revista dio comienzo el esperado concurso hípico, imprescindible cita social y deportiva que cuenta con el respaldo de todos los gijoneses y que tradicionalmente pone el broche al veraneo.

Las gotas que habían caído a primera hora de la mañana sirvieron, más que nada, para refrescar el ambiente pues, durante la tarde, cuando las apuestas empezaron a funcionar y el recinto cobró vida, no hubo necesidad de echar mano del paraguas.

Primera toma de contacto para el público fiel y repaso al programa de mano para ir haciéndose con los nombres de las monturas que se han inscrito este año, en el que se cumplen 76 ediciones de este evento deportivo de carácter internacional. En esas andaban Julia Amieva y Laura Fernández, de Caja Rural de Gijón, que acudieron con su amigo el pintor Marcos Tamargo. Para él supuso su debut ya que otros años coincidía que no estaba en Gijón por estas fechas. De hecho, acaba de llegar de Nueva York, donde ha estado trabajando, y también pasó por Inglaterra con motivo de una exposición de su obra.

La fima Coca-Cola es una de las que siempre ha estado prestando apoyo al Hípico y la prueba pequeña llevó ayer su patrocinio. Por la terraza que tienen instalada se dejaron ver sus responsables de comunicación, Gonzalo Márquez, del área Norte; María Sande, de la zona Noroeste; y Ramón Méndez, de Asturias. Destacaba Sande el carácter familiar de esta cita, por lo que ha sido elegida para presentar en sus bares una nueva bebida de manzana, carbonatada y sin alcohol.

Roberto Fernández, director del Patronato Deportivo Municipal y, como tal, máximo responsable de este evento deportivo, tuvo tiempo para acompañar al secretario municipal, Miguel Ángel de Diego, y de presentarle a Alejandro Anzín, director técnico del concurso en nombre de la empresa In2strides.

Los que no fallan son los de la peña sportinguista Los Campinos. A su hasta ahora presidente, pues ya ha cesado en el cargo, Rubén Montoto, le gustan las apuestas y pasar la tarde en Las Mestas. Y con él se trajo a Andrés Alonso, de sidra Herminio, y a los decoradores de interiores Joaquín y Alejandro Caamaño (padre e hijo), que, asimismo, llegan de realizar una importante obra en La Coruña para el hotel y restaurante Morada da Moa. Por cierto, el equipo rojiblanco también estuvo representado por dos exjugadores del Sporting, Adrián Colunga y Pablo Álvarez, este último actual entrenador del equipo rojiblanco Alevín B.

Carolina Aresu, sobrina de Ana García-Obregón, regresa cada año a concursar a Las Mestas. Ayer se la vio por el recinto con su madre Amalia García-Obregón, recién llegadas y muy cansadas según comentaron.

En pandilla y como buenos compañeros de estudios pasaron la tarde un grupo de amigos del colegio de La Asunción, que hasta llevaron con ellos a sus mascotas. Aunque se les coló Alejandro Fernández, alumno de la Inmaculada, que reivindicaba a su colegio en clara minoría.

 

 

NOTICIA ORIGINAL: https://www.elcomercio.es/deportes/mas-deportes/hipico-coge-color-20180830000958-ntvo.html

 

Visit betroll the best bookies
Copyright © 2018 Estudio Decoración JOAQUIN CAAMAÑO. Todos los derechos reservados.
C/ Covadonga, nº 8 - 33201 Gijón (Asturias)